Inicio » EMPLEABILIDAD

Archivos de la categoría: EMPLEABILIDAD

PILOTO DE DRONES

Los “drones” o RPA (Remotely Piloted Aircraft) son aeronaves pilotadas por control remoto. Su aparición se remonta a mediados del siglo XX y quedaba circunscrita al ámbito militar. Hoy en día podemos decir que ha transformado el mundo del pilotaje tal y como lo conocíamos. Los sectores de actividad sobre los que más ha impactado la implantación de este tipo de tecnología son los de infraestructuras, agricultura y transporte. Su versatilidad hace que se esté extendiendo rápidamente su uso entre los particulares como hobby, sobre todo entre los que ya eran aficionados al radiocontrol o la robótica. Pero ahora está creciendo también en el mundo empresarial, lo que ha hecho nacer la profesión de piloto de drone.

Habrá que estar a lo que establezca la legislación en cada país, pero en lo que respecta a España tenemos:

  • Si utilizas el dron de forma recreativa no te hacen falta permisos pero tienes vetado el acceso a ingresos.

  • si lo haces de un modo comercial, para poder empezar a generar ingresos, es obligatorio disponer de licencias y permisos según dónde vueles además de tener el carnet de piloto y operador de drones. 

El Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto podíamos considerarlo la ley de drones. En él se exige un certificado que acredite la capacitación como piloto de RPAS emitido por escuelas ATO. Éstas son las escuelas acreditadas por la Agencia Estatal de seguridad Aérea (AESA), que es el organismo que regula el espacio aéreo y el vuelo de estas aeronaves hasta los 150 kg. El certificado se expide una vez superado un curso teórico–práctico y no requiere experiencia ni formación previa.

Hoy en día, en España, según los datos que facilita el Ministerio de Fomento, existen más de 5.000 pilotos de drones y más de 3.000 empresas operadoras que hacen uso de los drones. La demanda de pilotos de drones ha crecido en un 200% desde su profesionalización en 2014. Existen estimaciones que hablan de que en la Unión Europea, en los próximos 10 años la industria de los drones:

  • alcanzará un montante superior a los 15.000 millones de €

  • acaparará el 10% del negocio aeronáutico

  • creará 150.000 nuevos puestos de trabajo

Las salidas profesionales más habituales se extienden a los ámbitos de:

  1. Agricultura: detección de plagas.

  2. Vigilancia y seguridad: Controles fronterizos.

  3. Salvamento marítimo permiten minimizar los tiempos de actuación en caso de emergencia.

  4. Cartografía: Trazar mapas o cartas geográficas.

  5. Ingeniería: Inspección de infraestructuras y edificios.

  6. Recaudación fiscal: control catastral.

  7. Forestal / Medio Ambiente: control de incendios.

  8. Campo audiovisual: Filmación de eventos y fotografía aérea.

  9. Paquetería: entrega de pedidos.

Artículo de interés

PRODUCT OWNER

Teniendo en cuenta que el Manifiesto Agile está fechado en el año 2001, no es exagerado decir que las metodologías ágiles son muy recientes. Pero no son un fenómeno de eclosión espontánea ni nacen de repente o de la nada. Más bien al contrario, sus orígenes se remontan a las técnicas de producción desarrolladas por Taiichi Ohno en Toyota en la década de los ’50-’60. Modelos como Kanban, Just In Time, Kaizen, etc… van fraguando y demostrando su validez en la industria del automóvil y acaban por extenderse al resto de sectores.

Luego, con la era digital, la industria del software se encuentra con unas características específicas en su modo de producción para las que las metodologías en cascada (“Waterfall”), más propias de procesos simples y predecibles, ya no son efectivas. Es en este contexto cuando cobra sentido el Manifiesto Agile, donde se establecen una serie de pautas, valores y principios que suponen soluciones de gestión para procesos y proyectos complejos. De igual modo que ocurrió décadas atrás con el modelo TPS (Toyota Production System), lo que demuestra su bondad, aunque surja en una industria se acaba extendiendo al resto de sectores rápidamente.

El marco de trabajo más utilizado dentro de las metodologías ágiles es Scrum, que define una serie de roles para su implementación tales como:

  • El SCRUM MASTER es el que hace que las reglas establecidas en Scrum se cumplan y el que actúa de apoyo y facilitador entre los miembros del equipo, eliminando los obstáculos que van apareciendo.
  • El PRODUCT OWNER es quien domina las características técnicas del producto y quien conoce el mercado. Su función es asegurarse que el equipo Scrum trabaje desde la perspectiva del negocio. 

La difusión en el mundo de la enseñanza, el marketing, las finanzas, etc… no es casual. Aplicando Scrum se consigue agilizar proyectos para ser más productivo, siendo flexible y abierto a los cambios, reduciendo los tiempos de entrega, aumentando la calidad del producto y la satisfacción del cliente, lo que reduce los riesgos del proceso.

Es por ello por lo que se abre un mundo de oportunidades para aquellas personas que consigan especializarse en un rol que será esencial para implantar este framework en las empresas que quieran adaptar su gestión a los entornos complejos a los que nos enfrentamos en la era digital.

En relación a los aspectos más relacionados con las titulaciones, señalar que existen diversas certificaciones emitidas por organismos varios. Os dejo un artículo para vuestro análisis.

¿Cómo conseguir la Certificación de SCRUM Product Owner?

SCRUM MASTER

Teniendo en cuenta que el Manifiesto Agile está fechado en el año 2001, no es exagerado decir que las metodologías ágiles son muy recientes. Pero no son un fenómeno de eclosión espontánea ni nacen de repente o de la nada. Más bien al contrario, sus orígenes se remontan a las técnicas de producción desarrolladas por Taiichi Ohno en Toyota en la década de los ’50-’60. Modelos como Kanban, Just In Time, Kaizen, etc… van fraguando y demostrando su validez en la industria del automóvil y acaban por extenderse al resto de sectores.

Luego, con la era digital, la industria del software se encuentra con unas características específicas en su modo de producción para las que las metodologías en cascada (“Waterfall”), más propias de procesos simples y predecibles, ya no son efectivas. Es en este contexto cuando cobra sentido el Manifiesto Agile, donde se establecen una serie de pautas, valores y principios que suponen soluciones de gestión para procesos y proyectos complejos. De igual modo que ocurrió décadas atrás con el modelo TPS (Toyota Production System), lo que demuestra su bondad, aunque surja en una industria se acaba extendiendo al resto de sectores rápidamente.

El marco de trabajo más utilizado dentro de las metodologías ágiles es Scrum, que define una serie de roles para su implementación tales como:

  • El SCRUM MASTER es el que hace que las reglas establecidas en Scrum se cumplan y el que actúa de apoyo y facilitador entre los miembros del equipo, eliminando los obstáculos que van apareciendo.
  • El PRODUCT OWNER es quien domina las características técnicas del producto y quien conoce el mercado. Su función es asegurarse que el equipo Scrum trabaje desde la perspectiva del negocio. 

La difusión en el mundo de la enseñanza, el marketing, las finanzas, etc… no es casual. Aplicando Scrum se consigue agilizar proyectos para ser más productivo, siendo flexible y abierto a los cambios, reduciendo los tiempos de entrega, aumentando la calidad del producto y la satisfacción del cliente, lo que reduce los riesgos del proceso.

Es por ello por lo que se abre un mundo de oportunidades para aquellas personas que consigan especializarse en un rol que será esencial para implantar este framework en las empresas que quieran adaptar su gestión a los entornos complejos a los que nos enfrentamos en la era digital.

En relación a los aspectos más relacionados con las titulaciones, señalar que existen diversas certificaciones emitidas por organismos varios. Os dejo un artículo para vuestro análisis.

Las mejores certificaciones para Scrum Masters

 

 

YA (go)!: Toca gestionar el cambio

gestionar el cambio

Empieza la carrera. Como dijo el emperador Julio César al cruzar el Rubicón, "Alea iacta est" (la suerte está echada). Ha llegado el momento de llevar a la práctica aquellas decisiones tomadas en las fases previas. Ahora toca gestionar el cambio y entrar en la dinámica de mejora continua de productividad que nos reforzará las probabilidades de alcanzar éxito en nuestra actividad.

GESTIÓN DEL CAMBIO

Actitud necesaria para afrontar la transformación continua

ocupabilidad productividad personal empleabilidad personal calidad de vida profesional

PRODUCTIVIDAD

Efectividad con la que gestionar los compromisos adquiridos

LISTOS (set)! Toca decidirse: cuenta propia o cuenta ajena

cuenta ajena cuenta propia

A partir de la información recabada en la fase previa sobre conocimiento del entorno y conocimiento de uno mismo, el camino se bifurca. Es el momento de decidir si preferimos vender nuestro talento a cambio de un sueldo (trabajar para un tercero) o si nos embarcamos en una aventura empresarial (trabajar para ti).

BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO

Puesta en marcha de proceso de plan de acción personal para trabajar por cuenta ajena

AUTOEMPLEO / EMPRENDIMIENTO

Desarrollo de un plan de negocio o de viabilidad empresarial para trabajar por cuenta propia

cuenta ajena cuenta propia

PREPARADOS (ready)!: Toca recabar información para decidir

recabar información para decidir

Existe un espacio entre el momento de decidir formar parte del mercado en nuestro sistema productivo y el momento de optar por un modo de hacerlo u otro. Es ahí donde nos debemos de emplear a fondo en recabar información para decidir. Conocer nuestro entorno y conocernos a nosotros mismos.

ocupabilidad productividad personal empleabilidad personal calidad de vida profesional

OCUPABILIDAD

Análisis del entorno laboral y las salidas profesionales

AUTOCONOCIMIENTO

AUTOCONOCIMIENTO

Investigación sobre lo que quieres y se te da bien

recabar información para decidir

Artículo relacionado:

AUTOEMPLEO / EMPRENDIMIENTO

Si escogemos la vía del trabajo por cuenta propia, debemos contar con un proyecto o al menos una idea de negocio a desarrollar. Se impone en este caso llevar a cabo un plan de viabilidad donde se aborden los aspectos necesarios para transformar esa idea en una realidad palpable. Cabe tener presente que con la puesta en marcha de cualquier iniciativa empresarial aumentan los riesgos y los beneficios potenciales. Así pues, el grado de implicación debe ser máximo y, por tanto, la problemática que se genera es de otro calibre.

Diferencias entre "Autoempleo" y "Emprendimiento"

El trabajo por cuenta propia se suele asociar con el espíritu emprendedor. De hecho, la iniciativa empresarial es un medio para fomentar el crecimiento, la innovación económica y el empleo. Pero muchas veces, la decisión de trabajar para uno mismo, más que una elección, es el modo de continuar en activo.

El autoempleo, en esos casos de necesidad, se convierte en una respuesta ante la falta de empleo asalariado. No siempre es así y por ello nos encontraremos con otros muchos casos en que se ha detectado una oportunidad y se tienen expectativas de generar beneficios. En cualquier caso, cuando hablamos de autoempleo nos referimos a la figura de profesional autónomo que dispone de una habilidad por la que sus clientes le pagan. Una especie de Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, que genera valor para sí mismo y no depende de nadie. A cambio, tiene una dimensión limitada, ya que los proyectos a llevar a cabo en solitario no pueden ser de envergadura.

El emprendimiento puede ser, o bien un autoempleo que ha ido a más, o bien un negocio que se ha puesto en marcha, dotado de una estructura societaria. En este caso, estará liderado por el emprendedor y contará eventualmente otros socios o colaboradores, pudiendo generar empleo. Por lo tanto, el emprendedor no sólo genera una ganancia para sí mismo, sino también para otros. Y no se ve limitado a lo que solo él puede producir por sus propios medios sino que puede delegar o subcontratar con terceros.

Plan de viabilidad empresarial

El “Plan de viabilidad empresarial” o “Plan de negocios” sirve para evaluar y concretar las actividades y los recursos de que se dispone para poner en marcha un negocio. En él se deben plantear, a modo de simulación, los distintos escenarios ante los que nos podemos encontrar en un futuro próximo y hacer proyecciones sobre cuál sería la capacidad de respuesta en cada caso. Cumple, además, la función de servir de dossier de presentación del proyecto empresarial. Esto es muy útil cuando nos empleamos en la tarea de buscar socios, colaboradores, inversores o para solicitar ayudas. Los elementos clave que debe abordar son los siguientes:

  • El producto o servicio.
  • El mercado en el que vamos a operar.
  • El proceso productivo.
  • El capital humano con que se cuenta.
  • El plan financiero, con previsión de ventas-costes y necesidades de financiación.

Vídeo de interés

TATUAJES

Hacer tatuajes

La cultura del tatuaje se remota a los orígenes de la humanidad. Cierto es que pueda arrastrar todavía algunas connotaciones negativas en determinados segmentos de la población, en algunas culturas, etc… . Pero, sin lugar a dudas, podemos afirmar que esta afición no ha llegado a nuestros tiempos perdiendo impulso sino, más bien, todo lo contrario. Se estima que más del 20 % de la población mundial tiene algún tatuaje. En su mayor parte, la edad en la que alguien decide tatuarse por 1ª vez suele ser temprana (< 25 años). Por sexos, no hay grandes diferencias entre hombres y mujeres, aunque ellos llevan la delantera.

Contemplar a actores, cantantes, deportistas de élite,… luciendo espléndidos tattoos en su piel, ha supuesto un estímulo para muchas personas. No es, para nada, aventurado decir que su uso se ha generalizado. Inyectar tinta bajo nuestra piel representando un símbolo, sea un dibujo, un nombre, una frase,… se ha convertido en un modo de expresión como otro cualquiera.

En cuanto a lo que representa en sí misma la profesión de tatuador cabe señalar una realidad. No haber estado apenas regulada ha propiciado que se asocie históricamente a la clandestinidad y la economía sumergida. Aún hoy en día, quien tatúa es alguien con ciertas dotes artísticas que ha aprendido el oficio trabajando un tiempo con alguien más experimentado.

Es justo decir que la situación ha ido mejorando a medida que han ido estableciéndose normas. No obstante, sigue existiendo poca claridad al respecto. Dentro de Europa, los distintos países discrepan en cuanto a las tintas permitidas. Dentro de España, cada CCAA establece sus propios requirimientos para ejercer este oficio. En cualquier caso, es una realidad que están proliferando los locales abiertos al público donde se realizan tatuajes. En algunos casos se complementan con la posibilidad de hacerse piercings, sesiones de micropigmentación (cejas, labios,…) y microblading. 

Teniendo en cuenta que se trabaja con fluidos, sería razonable y deseable que se incrementarán los controles. Especialmente sobre los procesos de esterilización del instrumental (agujas, puntas, máquinas,…) y las tintas utilizadas en el proceso. 

Borrar tatuajes

Capítulo aparte merece el borrado de tatuajes. Los motivos para tomar la decisión de borrarse un tatuaje son variopintos. Van desde los que tienen que ver con los problemas que pueda ocasionar para acceder a un trabajo hasta los relacionados con cambios de pareja o de gusto estético. La inmadurez propia de la edad temprana a la que se suele tatuar la gente está detrás de este bloque de causas. Sea como fuere, alrededor de un 25% de las personas tatuadas decide someterse a las sesiones de láser que correspondan para proceder a borrar tatuajes.

Por lo tanto, no siendo para nada desdeñable el número de personas que representa el público objetivo, tenemos ahí identificada otra profesión de futuro. Complementaria de la de tatuador, comparte con ella no sólo espacio físico sino también la ausencia de regulación. Muchas veces, la única formación que existe es la que imparte el fabricante que provee de la máquina de Rayo Láser para realizar el borrado. Además, como el coste de ésta ha bajado significativamente en los últimos años, se hace más fácil rentabilizar la actividad y convertirla en negocio.

Obligar a contar con la preceptiva supervisión de profesionales de la dermatología en estas intervenciones sería el modo más rápido de ganar en seguridad. A medida que se consoliden los avances en este sentido, la situación profesional del colectivo despejará las dudas que arrastra para relanzarse como oficio de futuro.

hacer tatuajes borrar tatuajes

Artículo recomendado sobre borrar tatuajes:

ENTREVISTA DE TRABAJO

entrevista de trabajo

Con la intención de incorporarse al mercado de trabajo, empezamos analizando la ocupabilidad en el entorno que nos es propio. A partir de ahí, arrancamos el proceso de empleabilidad. El autoconocimiento nos permitió saber qué es lo que queríamos y sólo entonces pusimos en marcha el plan de acción o búsqueda activa de empleo que concluye justo aquí. Ahora estamos frente a lo que todos entendemos como "la hora de la verdad".

Labores previas a la entrevista

1.- Recopila cuanta información alcances sobre la empresa (actividad, mercado, visión-misión-valores). De igual modo que debes suponer que el entrevistador va a averiguar cuanto pueda sobre ti, tú también debes usar cuantos medios tengas a tu alcance para documentarte. Por supuesto, cuenta con los buscadores de internet, pero intenta no quedarte sólo con eso.

2.- Toma conciencia de las características del puesto que se ofrece, el rol que exige y contrástalo con tus habilidades y tus experiencias.

3.- Anota todas las preguntas que crees que te pueden formular y escribe respuestas meditadas

 

entrevista de trabajo
Antes de ser entrevistado para optar a un puesto de trabajo es necesario realizar una intensa labor de investigación acerca de la organización ante la cual estamos ofreciendo nuestros servicios

4.- Ejercita con entrevistas simuladas (ROLE-PLAY), cuidando el lenguaje:

VERBAL

  • Transmitiendo confianza y naturalidad en el discurso
  • Mediante la escucha activa (mostrando interés) preguntando si es oportuno para aclarar ideas
  • Procurando ser entendido (simplificación, concisión, claridad)

NO VERBAL

  • Mantén el contacto visual desde el principio
  • Cuida el lenguaje de los gestos durante el transcurso del encuentro

5.- Presta la suficiente atención a los aspectos formales tales como:

  • Usa la vestimenta acorde a la situación
  • Fija sin equívocos el día-hora y lugar de la cita.
  • Llega con tiempo de sobra pero disculpa sin problemas que te hagan esperar

6.- Nunca olvides que toda la labor de preparación previa no nos debe hacer perder el norte: nunca dejemos de ser nosotros mismos. Una cosa no quita la otra. Si la entrevista acaba bien y accedes al puesto de trabajo, sería muy cansino pasarnos la vida impostando o sobreactuando.

Entrevista

No existe un único formato para evaluar candidatos a un puesto de trabajo. Las colectivas, que suelen formar parte de una fase del proceso de selección, aportan mucha información a los evaluadores. Les permiten observar cómo se desenvuelven los aspirantes entre sí. En ellas, tan importante es gestionar bien los tiempos y seguir las indicaciones recibidas como evitar un exceso de protagonismo que suponga eclipsar al resto de participantes. Entre ellas, destacan:

  • Entrevistas grupales (foros, debates, mesa redonda, tormenta de ideas,…)
  • Entrevistas de evaluación situacional, assesment center o dinámicas grupales (presentaciones en público, juegos de rol, estudio de casos, in basket,…)

…y luego están las entrevistas individuales.

Como suele ocurrir que a la entrevista personal (individual) llega quien pasa el filtro de las colectivas, nos vamos a centrar en ella. Además, si la empresa te convoca a una entrevista es porque existe un cierto interés en tu persona. Tienes ante ti, pues, una oportunidad excelente.

entrevista de trabajo

Has llegado donde querías estar. Superar con éxito esta prueba te acerca mucho a la consecución del objetivo final, que es conseguir el puesto de trabajo que ansías. Alcanzado este punto necesitas salir victorioso en tres batallas:

1. Sintonizar con el entrevistador

Utiliza con naturalidad todo lo ejercitado en el ROLE-PLAY

Ármate de valor para que no te huelan el miedo. Por más que el momento sea importante para ti, no actúes atenazado. Recuerda que no te estás sometiendo a una intervención quirúrgica a vida o muerte. Confía en ti mismo y no olvides que este encuentro se lleva a cabo porque tú tienes talento que ofrecer a alguien que lo necesita.

2. Gestionar bien las emociones.

Para ello hay que prepararse para recibir preguntas críticas del estilo:

  • ¿Por qué piensas que este puesto debería ser para ti y no para otro candidato? Para destacar sobre el resto nunca les menosprecies. Debes partir del respeto, conocer bien el perfil del puesto que describía la oferta y poner en valor por una parte tu interés e ilusión y por otra tus conocimientos y experiencia
  • Habla sobre ti mismo. Es conveniente tener un guión, para no perderse en divagaciones, que resuma etapas de formación y experiencia laboral. Incluso puedes decir cómo te han dicho otros que te ven (si aportas a alguien como referencia, ponle sobre aviso)
  • ¿Cómo te describirías? / ¿Cuál es tu principal virtud? ¿Cuál es tu principal defecto? Tira de DAFO personal y ten en mente, no una sino dos o tres fortalezas (responsabilidad, humildad, lealtad, capacidad de trabajo,…). En cuanto a debilidades, a poder ser, busca entre aquellas que no tengan que ver con el puesto de trabajo al que aspiras e intenta apuntar que ya están en vías de solución
  • ¿Por qué quieres trabajar aquí? Debes destacar las bondades de la empresa que la hacen distinta de otras, incluso del mismo sector (reputación, crecimiento, proyección,…)
  • ¿Qué idea tienes en mente sobre lo que debe hacer en su día a día quien consiga este empleo? Haz referencia a las características del puesto descritas en la oferta de trabajo, sin dar nada por supuesto
  • ¿Dónde te ves dentro de 5 años? No te vayas por las ramas y enfócate sólo en el tema laboral, sin concretar en exceso. Por ejemplo, estaría bien decir que te ves “trabajando y asumiendo nuevos retos profesionales”
  • ¿Cuál es el motivo por el que estás aquí y no donde estabas trabajando? Sin criticar en ningún momento a la que ha sido tu empresa hasta ese momento, razona tu interés en progresar, crecer y desarrollarte con tu experiencia actual y las nuevas capacidades que posees.
  • ¿cómo actúas cuando tienes que tomar una decisión difícil? Cita algún suceso que te haya ocurrido en el que hayas demostrado iniciativa y capacidad de resolución de problemas
  • ¿Hay algo que nos quieras preguntar?  No te lo plantees como una opción. Te han pedido que preguntes algo, sí o sí. No desaproveches, pues, la oportunidad para demostrar tu interés en la formación, conocer más sobre el siguiente paso en el proceso de selección, las responsabilidades concretas a asumir o sobre quién sería tu superior jerárquico

3. El cierre de la entrevista también es muy importante

  • Resume brevemente tu agradecimiento por la oportunidad que se te ha brindado
  • Verbaliza tu interés en ser seleccionado
  • Pregunta cuánto tiempo se estima que va a llevar tomar la decisión y el modo en que ésta va a serle comunicada
  • Si es el caso, se pide tarjeta de visita o el contacto

 

Después de la entrevista

Se recomienda llevar a cabo dos tipos de seguimiento: 

  1. INMEDIATO: Envía una nota de agradecimiento
  2. DIFERIDO: Pregunta a los evaluadores por el FEED-BACK 


La reacción ante la respuestas que nos den siempre tiene que ser positiva (incluso si ésta es negativa). No sabemos cómo pueden evolucionar los acontecimientos en el futuro y jamás hay que cerrarse una puerta. Además, de los errores se aprende y hay que hacer análisis autocrítico.

Y, por encima de cualquier otra consideración, debemos disfrutar del aprendizaje y la experiencia que supone cada intento.

 

BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO

Si optamos por el trabajo por cuenta ajena, pondremos en marcha un proceso de búsqueda activa de empleo que concluirá con la celebración de una entrevista de trabajo. Pero no una cualquiera. Tendremos que afinar bien el tiro y decidir en qué sector, empresa y departamento queremos desarrollar nuestra actividad. Y, una vez decidido, ir a por ella con determinación y las ideas bien claras.

Plan de acción

Una vez analizado tu entorno y explicitadas tus metas, queda marcado cuál es el futuro alcanzable que deseas. El siguiente paso es plasmar en un “Plan de acción cuáles van a ser las acciones asociadas a la consecución de cada una de esas metas. Para ello deberás:

  1. Trabajar sobre tus carencias o debilidades, para mejorarlas.
  2. Definir cuáles van a ser tus canales de búsqueda (si vas a ir directamente a la/s empresa/s o, por el contrario, acudirás a través de agencias de empleo, Apps especializadas, organizaciones,…)
  3. Sistematizar las gestiones que tengas programadas en tu plan de acción (asistencia a cursos, llamadas, visitas, contactos,…) y haz un seguimiento de los resultados.
  4. Combinar la práctica del networking con la del branding:
    • Construye tu propia red de contactos o utiliza la que tengas.
    • Genera visibilidad de tu marca personal, donde podrás ensalzar y explotar, concretando y transmitiendo, tus fortalezas. Pero no para alardear de lo bien que haces esto o aquello sino enfatizando lo bien que cubres determinadas necesidades a tu público objetivo.
    • Audita y vigila con cuidado la reputación en tu presencia on-line (blog, redes sociales). Demuestra dominio de habilidades digitales diseñando tu curriculum vitae como infografía, video-CV o Biopage.
  5. Asumir la idea de que un proceso de selección es casi como un proceso de seducción. Por lo tanto, no es suficiente con que expliques aquello que te caracteriza y te diferencia de los demás. Además, tendrás que argumentar los beneficios que aportas a tu público objetivo y, si puedes, demostrarlo con opiniones de terceros (validación aptitudes Linkedin).
  6. A partir de ahí, preparar concienzudamente las entrevistas de trabajo o dinámicas de grupo. Ello implica conocer y ejercitar las técnicas mediante coaching o role-play si te es posible.

Competencias transversales

¿Qué es lo que los empleadores esperan de ti en un mundo globalizado, donde impera la lógica de la deslocalización también en el mercado de trabajo?

Si quieres tener alguna oportunidad para acceder a él, deberás mantener actualizadas una serie de competencias profesionales. Son transversales porque no están ligadas a una ocupación determinada sino que son válidas para cualquier sector de actividad. Podríamos llamarlas cualidades básicas (KEY SKILLS) o “habilidades clave de la empleabilidad“.

plan de acción empleabilidad

Cabe diferenciar:

A.- Habilidades “duras” (HARD SKILLS)

  1. La formación acumulada (grado de preparación técnica) para el desempeño del trabajo
  2. Mención especial merecen en este apartado las competencias digitales: familiaridad en el manejo de TIC (blogs, apps, nube, redes sociales,…)
  3. La capacidad de procesamiento e interpretación de la información
  4. Manejo de idiomas
  5. Polivalencia funcional

 

B.- Habilidades “blandas” (SOFT SKILLS) tales como:

  1. Trabajo en equipo: creer en las sinergias y ser capaz de fijar objetivos comunes
  2. Capacidad de integración en la organización: relaciones interpersonales
  3. Comunicación con otros: escucha activa, ser entendido y asertividad
  4. Participación activa en redes de cooperación
  5. Gestión de conflictos: negociación y resolución de problemas
  6. Capacidad para tomar decisiones
  7. Proactividad
  8. Emprendimiento: capacidad de innovar
  9. Organización: cumplimiento de plazos (gestión del tiempo)
  10. Ganas de aprender constantemente (reciclaje continuo)
  11. Automotivación y positivismo: constancia y perseverancia
  12. Capacidad de reacción ante el stress y tolerancia a la frustración: inteligencia emocional y gestión adecuada de la incertidumbre
  13. Flexibilidad (movilidad geográfica y funcional, horarios y formas de contratación) para adaptarse a la demanda 
  14. Liderazgo: gestión de equipos
  15. Autoimagen (forma en que uno se percibe a sí mismo) personal y profesional equilibrada
  16. Responsabilidad
  17. Lealtad

Artículos de interés