Entrevista de trabajo

entrevista de trabajo

Con la intención de incorporarse al mercado de trabajo, empezamos analizando la ocupabilidad en el entorno que nos es propio. A partir de ahí, arrancamos el proceso de empleabilidad. El autoconocimiento nos permitió saber qué es lo que queríamos y sólo entonces pusimos en marcha el plan de acción o búsqueda activa de empleo que concluye justo aquí. Ahora estamos frente a lo que todos entendemos como "la hora de la verdad".

Labores previas a la entrevista

1.- Recopila cuanta información alcances sobre la empresa (actividad, mercado, visión-misión-valores). De igual modo que debes suponer que el entrevistador va a averiguar cuanto pueda sobre ti, tú también debes usar cuantos medios tengas a tu alcance para documentarte. Por supuesto, cuenta con los buscadores de internet, pero intenta no quedarte sólo con eso.

2.- Toma conciencia de las características del puesto que se ofrece, el rol que exige y contrástalo con tus habilidades y tus experiencias.

3.- Anota todas las preguntas que crees que te pueden formular y escribe respuestas meditadas

 

entrevista de trabajo
Antes de ser entrevistado para optar a un puesto de trabajo es necesario realizar una intensa labor de investigación acerca de la organización ante la cual estamos ofreciendo nuestros servicios

4.- Ejercita con entrevistas simuladas (ROLE-PLAY), cuidando el lenguaje:

VERBAL

  • Transmitiendo confianza y naturalidad en el discurso
  • Mediante la escucha activa (mostrando interés) preguntando si es oportuno para aclarar ideas
  • Procurando ser entendido (simplificación, concisión, claridad)

NO VERBAL

  • Mantén el contacto visual desde el principio
  • Cuida el lenguaje de los gestos durante el transcurso del encuentro

5.- Presta la suficiente atención a los aspectos formales tales como:

  • Usa la vestimenta acorde a la situación
  • Fija sin equívocos el día-hora y lugar de la cita.
  • Llega con tiempo de sobra pero disculpa sin problemas que te hagan esperar

6.- Nunca olvides que toda la labor de preparación previa no nos debe hacer perder el norte: nunca dejemos de ser nosotros mismos. Una cosa no quita la otra. Si la entrevista acaba bien y accedes al puesto de trabajo, sería muy cansino pasarnos la vida impostando o sobreactuando.

Entrevista

No existe un único formato para evaluar candidatos a un puesto de trabajo. Las colectivas, que suelen formar parte de una fase del proceso de selección, aportan mucha información a los evaluadores. Les permiten observar cómo se desenvuelven los aspirantes entre sí. En ellas, tan importante es gestionar bien los tiempos y seguir las indicaciones recibidas como evitar un exceso de protagonismo que suponga eclipsar al resto de participantes. Entre ellas, destacan:

  • Entrevistas grupales (foros, debates, mesa redonda, tormenta de ideas,…)
  • Entrevistas de evaluación situacional, assesment center o dinámicas grupales (presentaciones en público, juegos de rol, estudio de casos, in basket,…)

…y luego están las entrevistas individuales.

Como suele ocurrir que a la entrevista personal (individual) llega quien pasa el filtro de las colectivas, nos vamos a centrar en ella.

entrevista de trabajo

Hemos llegado donde queríamos estar. Superar con éxito esta prueba nos acerca mucho a la consecución de nuestro objetivo final, que es conseguir el puesto de trabajo que ansiamos. Llegados a este punto necesitamos salir victoriosos en tres batallas:

1. Sintonizar con el entrevistador

Utiliza con naturalidad todo lo ejercitado en el ROLE-PLAY

Ármate de valor para que no te huelan el miedo. Por más que el momento sea importante para ti, no actúes atenazado. Recuerda que no te estás sometiendo a una intervención quirúrgica a vida o muerte. Confía en ti mismo y no olvides que este encuentro se lleva a cabo porque tú tienes talento que ofrecer a alguien que lo necesita.

2. Gestionar bien las emociones.

Para ello hay que prepararse para recibir preguntas críticas del estilo:

  • ¿Por qué piensas que este puesto debería ser para ti y no para otro candidato?
  • Habla sobre ti mismo
  • ¿Por qué quieres trabajar aquí?
  • ¿Qué idea tienes en mente sobre lo que debe hacer en su día a día quien consiga este empleo?
  • ¿Dónde te ves dentro de 5 años?
  • ¿Cuál es el motivo por el que estás aquí y no donde estabas trabajando?
  • Explícanos cómo actúas cuando tienes que tomar una decisión difícil
  • ¿Cómo te describirías? / ¿Cuál es tu principal virtud? ¿Cuál es tu principal defecto?
  • ¿Serías capaz de resolver este asunto concreto que te planteo ahora mismo?
  • ¿Hay algo que nos quieras preguntar?

 

3. El cierre de la entrevista también es muy importante

  • Resume brevemente tu agradecimiento por la oportunidad que se te ha brindado
  • Verbaliza tu interés en ser seleccionado
  • Pregunta cuánto tiempo se estima que va a llevar tomar la decisión y el modo en que ésta va a serle comunicada
  • Si es el caso, se pide tarjeta de visita o el contacto

 

Después de la entrevista

Se recomienda llevar a cabo dos tipos de seguimiento: 

  1. INMEDIATO: Envía una nota de agradecimiento
  2. DIFERIDO: Pregunta a los evaluadores por el FEED-BACK 


La reacción ante la respuestas que nos den siempre tiene que ser positiva (incluso si ésta es negativa). No sabemos cómo pueden evolucionar los acontecimientos en el futuro y jamás hay que cerrarse una puerta. Además, de los errores se aprende y hay que hacer análisis autocrítico.

Y, por encima de cualquier otra consideración, debemos disfrutar del aprendizaje y la experiencia que supone cada intento.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.