Plan de acción

Tenemos analizado el entorno de ocupabilidad que existe. También hemos fijado los objetivos en el plan estratégico personal que son las conclusiones del proceso de autoconocimiento personal. Se inicia ahora la búsqueda activa de empleo que concluirá con la celebración de una entrevista de trabajo. Pero no una cualquiera. Tendremos que afinar bien el tiro y decidir en qué sector, empresa y departamento queremos desarrollar nuestra actividad. Y, una vez decidido, ir a por ella con determinación y las ideas bien claras. La actitud que se nos pide en esta fase del proceso tiene mucho que ver con la "gestión del cambio".

GESTIÓN DEL CAMBIO

Actitud necesaria para afrontar la transformación continua

Proceso de búsqueda activa de empleo: pautas

Una vez analizado tu entorno y explicitadas tus metas, queda marcado cuál es el futuro alcanzable que deseas. El siguiente paso es establecer cuáles van a ser las acciones asociadas a la consecución de cada una de esas metas. Para ello deberás:

  1. Trabajar sobre tus carencias o debilidades, para mejorarlas.
  2. Definir cuáles van a ser tus canales de búsqueda (si vas a ir directamente a la/s empresa/s o, por el contrario, acudirás a través de agencias de empleo, Apps especializadas, organizaciones,…)
  3. Sistematizar las gestiones que tengas programadas en tu plan de acción (asistencia a cursos, llamadas, visitas, contactos,…) y haz un seguimiento de los resultados.
  4. Combinar la práctica del networking con la del branding:
    • Construye tu propia red de contactos o utiliza la que tengas.
    • Genera visibilidad de tu marca personal, donde podrás ensalzar y explotar, concretando y transmitiendo, tus fortalezas. Pero no para alardear de lo bien que haces esto o aquello sino enfatizando lo bien que cubres determinadas necesidades a tu público objetivo.
    • Audita y vigila con cuidado la reputación en tu presencia on-line (blog, redes sociales). Demuestra dominio de habilidades digitales diseñando tu curriculum vitae como infografía, video-CV o Biopage.
  5. Asumir la idea de que un proceso de selección es casi como un proceso de seducción. Por lo tanto, no es suficiente con que expliques aquello que te caracteriza y te diferencia de los demás. Además, tendrás que argumentar los beneficios que aportas a tu público objetivo y, si puedes, demostrarlo con opiniones de terceros (validación aptitudes Linkedin).
  6. A partir de ahí, preparar concienzudamente las entrevistas de trabajo o dinámicas de grupo. Ello implica conocer y ejercitar las técnicas mediante coaching o role-play si te es posible.

Competencias transversales

¿Qué es lo que los empleadores esperan de ti en un mundo globalizado, donde impera la lógica de la deslocalización también en el mercado de trabajo?

Si quieres tener alguna oportunidad para acceder a él, deberás mantener actualizadas una serie de competencias profesionales. Son transversales porque no están ligadas a una ocupación determinada sino que son válidas para cualquier sector de actividad. Podríamos llamarlas cualidades básicas (KEY SKILLS) o “habilidades clave de la empleabilidad“.

plan de acción empleabilidad

Cabe diferenciar:

A.- Habilidades “duras” (HARD SKILLS)

  1. La formación acumulada (grado de preparación técnica) para el desempeño del trabajo
  2. Mención especial merecen en este apartado las competencias digitales: familiaridad en el manejo de TIC (blogs, apps, nube, redes sociales,…)
  3. La capacidad de procesamiento e interpretación de la información
  4. Manejo de idiomas
  5. Polivalencia funcional

 

B.- Habilidades “blandas” (SOFT SKILLS) tales como:

  1. Trabajo en equipo: creer en las sinergias y ser capaz de fijar objetivos comunes
  2. Capacidad de integración en la organización: relaciones interpersonales
  3. Comunicación con otros: escucha activa, ser entendido y asertividad
  4. Participación activa en redes de cooperación
  5. Gestión de conflictos: negociación y resolución de problemas
  6. Capacidad para tomar decisiones
  7. Proactividad
  8. Emprendimiento: capacidad de innovar
  9. Organización: cumplimiento de plazos (gestión del tiempo)
  10. Ganas de aprender constantemente (reciclaje continuo)
  11. Automotivación y positivismo: constancia y perseverancia
  12. Capacidad de reacción ante el stress y tolerancia a la frustración: inteligencia emocional y gestión adecuada de la incertidumbre
  13. Flexibilidad (movilidad geográfica y funcional, horarios y formas de contratación) para adaptarse a la demanda 
  14. Liderazgo: gestión de equipos
  15. Autoimagen (forma en que uno se percibe a sí mismo) personal y profesional equilibrada
  16. Responsabilidad
  17. Lealtad

Artículos de interés

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.