RELOCATE

TNP-LATER

Cuando nos encontremos ante un grado de urgencia no inmediata vamos a querer post-poner la ejecución de una tarea dentro la jornada laboral. No podemos esperar al final de ésta pero tampoco es necesario “ponerse ya”. Activamos el proceso de buscar el momento idóneo para emplazar la tarea que nace (TNP-LATER), sabiendo que tendremos que sacrificar alguna otra tarea (PDA) y minimizando el impacto sobre la productividad. Aquí no peligra la continuidad de la actividad PDA que se está ejecutando cuando aparece el nuevo ITEM, pero en cambio sabemos a ciencia cierta que nuestra PDA se verá afectada.

Para tomar decisiones en frío, sin dejarse llevar por la emoción o el estado de ánimo, la técnica RELOCATE hace uso de unas JERARQUÍAS PREDEFINIDAS que trataremos a continuación.

De entre las tareas de la PDA que, en ese momento, estén pendientes, la que tenga el número más bajo será, por defecto, la candidata idónea para caerse de la PDA y pasar a la cubeta de ACTIVIDADES INACABADAS. Ello, siempre que el número asociado a la TNP-LATER sea superior. Si no es así, y resulta que todas las tareas de la PDA que restan por hacer tienen una puntuación superior a la TNP-LATER que llega, será esta la que ocupará un lugar en la cubeta de ACTIVIDADES INACABADAS.

JERARQUÍAS PREDEFINIDAS

Dentro de la PDA se establecen los siguientes rangos:

  • 2. TC: tareas clave
  • 4. TL: tareas laborales
  • 6. TP: tareas personales
  • 8. TR: tareas de relleno

Dentro de las TNP-LATER se establecen los siguientes rangos:

  • 3. URGENCIAS
  • 5. IMPREVISTOS
  • 7. INTERRUPCIONES

Como puede verse, las EMERGENCIAS, por su propia naturaleza, nunca podrán ser TNP-LATER ya que son asuntos que no pueden esperar. Por lo tanto, no se tienen en consideración a la hora de aplicar la técnica RELOCATE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: