Acepción propia

¿Qué entendemos por productividad?

Nosotros entendemos por productividad individual el grado de efectividad con el que, utilizando nuestro talento y manejando las circunstancias que nos rodean, solventamos los múltiples compromisos que asumimos. 
acepción propia del término productividad individual

En cuanto a los compromisos, debemos especificar a cuáles nos referimos. Son tanto los que asumimos con los demás como los que asumimos con nosotros mismos. Y además, en todos los ámbitos de nuestra vida. Podrán tener carácter laboral, profesional o académico, pero también financiero, familiar, social o personal.

En cualquier caso, nuestra calidad de vida sufrirá un impacto u otro en función del modo en que gestionemos estos compromisos. De ahí, su trascendencia.

¿Cómo medir la productividad?

"Lo que se mide, mejora"
frases célebres citas refranes consejos útiles
Peter Drucker
Impulsor del management
Con el ánimo de medir la productividad, hemos desarrollado un índice. Este índice esconde detrás la fórmula de la productividad. La ventaja de poder transformar algo etéreo y cualitativo en un número entre 0 y 10 es que te permite conocer "on-time" cuál es el impacto de las decisiones que tomas en cada momento. Para ello, relacionamos entre sí todos los factores que influyen en la productividad, en función de su categoría o peso específico. La fórmula de la productividad que se propone para su obtención es la siguiente:
2,5 * A * [1+B] (1+C)
acepción propia del término productividad individual propuesta de valor aumentar la productividad

"A": Necesarias

PROMEDIO PORCENTUAL (%). Es un factor: Multiplica. Si vale cero, no existe productividad

acepción propia del término productividad individual propuesta de valor aumentar la productividad

"B": Suficientes

PROMEDIO PORCENTUAL (%). Es un sumando: Suma. Si está, mejor. Pero si no, no queda anulada

acepción propia del término productividad individual propuesta de valor aumentar la productividad

"C": Diferenciales

PROMEDIO PORCENTUAL (%). Es un exponente: Potencia. Puede llegar a tener efecto exponencial

EJEMPLOS DE ÍNDICES CALCULADOS

Tomamos como ejemplo distintos valores aleatorios de los promedios % de variables A (necesarias), B (suficientes) y C (diferenciales). El ÍNDICE DE PRODUCTIVIDAD INDIVIDUAL (GLOBAL) alcanzaría esas puntuaciones utilizando la fórmula de la productividad propuesta. El umbral a partir del cual se alcanzaría el "aprobado" es 3,50

Implicaciones principales

Detectar fácilmente dónde están las “humedades” sobre las que tenemos que actuar será posible si, además de quedarnos con el dato global, tenemos en cuenta la interacción de estos dos grupos de factores:

  1. Por una parte, los internos, relacionados con el aprovechamiento del talento personal.
  2. Y por otra, los externos, que tienen que ver con el manejo que hacemos de las circunstancias que nos rodean.

Absolutamente todos los factores influyentes en la productividad (dependan o no de uno mismo) están categorizados como “A“, “B” o “C“. De modo que, aplicando la misma fórmula de la productividad, según el tipo de factores que usemos, podremos calcular tres índices. Así podremos medir la productividad global, pero también podremos medir la productividad interna y la externa.

 

acepción propia del término

En el ejemplo anterior, aprobamos a nivel global y a nivel interno, aunque suspendemos en lo externo. Es decir, que podemos ser productivos en cuanto a nuestro talento se refiere pero trabajar en la organización equivocada, sin que ésta sea un peligro insalvable.

Siendo la casuística muy variada, está acotada. Y para cada escenario se propone una estrategia concreta:

INTERNOEXTERNOGLOBALESCENARIOESTRATEGIA
aprobadoaprobadoaprobadoÓPTIMOEXPANSIÓN
aprobadosuspensoaprobadoMUY BUENOCRECIMIENTO
aprobadosuspensosuspensoBUENOMANTENIMIENTO
suspensoaprobadoaprobadoMALOVIGILANCIA
suspensoaprobadosuspensoMUY MALODEFENSA
suspensosuspensosuspensoPÉSIMOSUPERVIVENCIA

Pensemos que lo principal siempre es que nosotros estemos bien, es decir, aprobados a nivel interno. Si luego lo externo nos acompaña, mejor. Pero ante la disyuntiva, pensemos ¿prefiero estar sano y fuerte en un lugar inhóspito? ¿o prefiero estar enfermo y débil en medio de un remanso de paz?

La representación gráfica de los posibles escenarios y estrategias en función del resultado obtenido al calcular los índices de productividad interno, externo y global es la siguiente:

Conclusiones

La productividad personal se configura, por tanto, en algo más que una medida de producción. Según la fórmula de la productividad que aquí se propone, pasa a ser un instrumento de medición que nos aporta información útil para ser usada de inmediato. Una herramienta de autodiagnóstico sencilla y práctica, que nos permite medir la productividad, y que está adaptada a los nuevos tiempos. Ser más productivo hoy en día se exige:

  1. usar nuestro talento para aportar valor y calidad a nuestro quehacer diario 
  2. y manejar adecuadamente las circunstancias a nuestro alrededor que nos conciernen.

Este nuevo binomio productividad – calidad de vida” ha sustituido de golpe al viejo “esfuerzo – recompensa”. Usar la improvisación para tomar decisiones tiene un coste alto porque nos sitúa a merced del azar y, por lo tanto, según la ley de Murphy, a las puertas del fracaso. Tenemos clara la necesidad de adaptar nuestra forma de decidir a los tiempos actuales. Sólo nos queda resolver el problema de averiguar cómo hacerlo.

acepción propia del término productividad individual
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.