OUTBOX

OUTBOX: olvidar

NO merecen más atención. Directamente, puedo prescindir de este tipo de INPUTs porque no me aportan nada y me pueden confundir si los guardo. Por lo tanto, nada que pensar: ¡A la PAPELERA directamente!

El OUTBOX representa la papelera del circuito de información. La 1ª parada de los inputs que no merecen siquiera nuestra atención.

Según se postula en el WORKFLOW del MÉTODO ON-TIME, mientras ejecutamos nuestra Programación Diaria de Actividades (PDA) nos toca sufrir el impacto de nuevas entradas de información. En los últimos tiempos, tanto el ritmo de entrada como la intensidad de estos impactos ha crecido exponencialmente.

Es clave adquirir destreza en identificar de inmediato ante qué tipo de información nos encontramos para saber si va a quedarse en mero dato o se transformará en actividad. Por este motivo es por lo que hemos tipificado la gama de posibles respuestas y las hemos asociado a un destino en forma de BOX.

Los inputs que no llegan a superar la 1ª pregunta de la secuencia establecida en el WORKFLOW más básica:

¿REQUIERE MÁS ATENCIÓN POR NUESTRA PARTE?

Si la respuesta es un NO tienen como destino el OUTBOX. Esto significa que este INPUT debe ser desestimado. Hay que olvidarlo y meterlo en la papelera, que echaremos al contenedor de la basura cuando acabe la jornada laboral.

Estimamos que no menos de un 20% de la información que nos llega a diario está en esta situación, lo cual nos va  a permitir liberar de inmediato una parte importante de la carga de trabajo.

Deja un comentario