GESTIÓN DEL CAMBIO

Disrupción digital y necesidad de cambio

Si ejercemos una actividad cualquiera, muy probablemente estemos percibiendo de una u otra forma una especie de movimiento telúrico. Se llama “cambio” y, a buen seguro, ha venido para quedarse. No nos debe resultar ajeno porque nos está exigiendo una transformación. Además, no una transformación coyuntural y efímera sino una transformación estructural y continua.

Hay cambios que son disruptivos y otros que no lo son. Los que estamos viviendo como consecuencia de la llegada del tsunami digital son considerados así porque suponen desplazamiento brusco de lo existente. No hay tregua ni solución de continuidad. El mercado de trabajo ha sufrido una sacudida tal que raro es el sector y el modelo de negocio que no se ha visto afectado.

disrupción digital necesidad de cambio actitud ante el cambio pasos para el cambio

Aquí no se trata de intentar cambiar la realidad ajena que nos ha caído encima. No hay paños calientes que pretendan aliviar la dureza del modelo disruptivo. Esto va de supervivencia. De un pragmatismo adaptativo urgente.

Si queremos seguir adelante, ya no sirve mantenernos en la inercia de lo que se haya venido haciendo hasta ahora. No arriesgar o no innovar representa una muerte (profesional) segura. Y esto, a un plazo más corto que largo.

Por consiguiente, nos debemos preguntar cuál está siendo nuestra actitud ante el cambio.

Actitud ante el cambio

disrupción digital necesidad de cambio actitud ante el cambio pasos para el cambio

Ante el cambio, nos encontramos dos tipos de personas.

  • Aquellas que hacen que las cosas ocurran. Asumen su responsabilidad y creen en su futuro
  • Las que piensan que las cosas les pasan a ellos. Se encogen de hombros resignadas, convencidas de que nada pueden hacer. Incluso se ponen en guardia ante todo lo que implique novedad porque tienen miedo a lo desconocido.
disrupción digital necesidad de cambio actitud ante el cambio pasos para el cambio

Existen, además, factores comunes con los que determinan la productividad, que ayudan a que la actitud ante el cambio sea la correcta. Elementos que permiten que la adaptación a la nueva realidad sea posible. Hablamos de los siguientes:

Optimismo

Proactividad

Creatividad

Autoconfianza

Resiliencia

Simplificación

Interés por formarse

Pasos para el cambio

Si eres el sujeto activo y pasivo del cambio

  1. Analiza la realidad con pragmatismo positivo
  2. Busca dentro de ti para averiguar cuál es el futuro que deseas
  3. Asume contigo mismo el compromiso de alcanzarlo
  4. Identifica los puntos débiles que te dificultan esta tarea
  5. Establece un plan para subsanarlos
  6. Crea rutinas de acción y llévalas a cabo
  7. Crea rutinas de seguimiento para medir resultados
  8. Recompénsate los avances

 

Si eres el impulsor del cambio en una organización

  1. Explica las razones para realizar el cambio y los riesgos de no efectuar el cambio
  2. Involucra al equipo e intenta relativizar sus miedos: El trayecto para el cambio siempre asusta menos cuando se pilota.
  3. Planifica por escrito y comparte con todos las acciones necesarias para alcanzar las metas
  4. Ensalza la importancia de ejecutar lo planificado para implementar los cambios
  5. Establece mecanismos de medición y seguimiento
  6. Celebra los logros conseguidos en cada etapa
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.