CANALES DIGITALES DE COMUNICACIÓN

La buena comunicación es un asunto crucial. Pero para que entre emisor y receptor del mensaje exista la sintonía correcta es necesario elegir bien el canal a utilizar. La era digital ha llegado con un montón de nuevas posibilidades fantásticas. Pero además de conocerlas, incluso de usarlas, necesitamos gestionarlas adecuadamente. No sólo para aprovechar todo el potencial que esconden. También para evitar que se conviertan en un problema de productividad, y hasta de seguridad. Muchos de los que pensaban en el pasado que las TIC iban a mejorar su rendimiento no alcanzan a entender el retroceso que les provoca una gestión inadecuada de los canales digitales de que disponen ahora.

Trascendencia de los canales digitales de comunicación

Cuando hablamos de productividad, la gestión eficaz de los canales digitales de comunicación se constituye en sí misma como una materia clave. Huelga decir que vivimos en una sociedad hiperconectada y que, por lo tanto, el tema se las trae. Y si el caudal de información al que nos vemos expuestos actualmente nos parece excesivo, la previsión es que lo que ha llegado hasta ahora no es nada comparado con lo que nos espera.

Merece, pues, que dediquemos un capítulo aparte ex-profeso donde se lleve a cabo un análisis monográfico de cada canal. Pero antes de entrar en ello, pensemos que si esta materia tiene la enjundia que tiene es porque se ubica en una encrucijada en la que confluyen variables determinantes de la productividad de todo tipo, como son:

VARIABLES INTERNAS 
VARIABLES EXTERNAS
  • MEDIOS. Prácticamente todos los elementos que definen esta variable entran en consideración cuando de lo que se trata es disponer de EQUIPAMIENTO MODERNO, diseñar los CIRCUITOS DE TRABAJO y que la empresa apueste por la INNOVACIÓN TECNOLÓGICA.
  • ENTORNO. Tanto la FAMILIA como las AMISTADES & CONTACTOS van a jugar un papel determinante en cuál sea nuestra actividad en móvil, mensajería instantánea y redes sociales.
  • EQUIPO. La gestión eficaz de las REUNIONES y el TRABAJO EN EQUIPO va a verse directamente afectada por el uso que hagamos de los canales digitales a nuestra disposición. También la AUTONOMÍA EN LA GESTIÓN va a venir determinada de la disponibilidad y del uso que hagamos de estas TIC. Y por último, el hecho de que trabajemos en ESPACIOS ABIERTOS, donde es crucial consensuar normas para convivir sin molestarse unos a otros con notificaciones de avisos y timbres de llamadas o conversaciones que no son nuestras. 

Canales digitales de comunicación

Primero estuvo la comunicación interpersonal de carácter verbal. Luego la escrita. Después, los mass-media (prensa, radio, TV,…) permitieron que alguien pudiera llegar a una gran audiencia al instante. Pero la verdadera revolución en el ámbito de la comunicación personal llegó de la mano del teléfono fijo.

Ahora, con la era digital, se produce el despliegue de toda una serie de medios fabulosos. La buena noticia es que se nos abre un mundo de posibilidades inmensas para hacer despegar nuestra productividad. La mala es que si las usamos mal, siguiendo como hacemos a nuestra intuición y los consejos bienintencionados de otros usuarios, en lugar de sumar podemos retroceder. Es conveniente, pues, pensar en el uso que hacemos de la tecnología y del grado de dependencia adictiva que nos genera. Como ocurre con nuestra relación con el fuego, podemos ser su amo o su esclavo: No hay término medio. 

Por otra parte, calibremos la importancia de elegir el medio adecuado para cada tarea. No es culpa nuestra el que nadie nos haya formado. Pero sí que existe una cierta responsabilidad propia en no habernos detenido nunca a analizarlas con detenimiento. Por todo ello, vamos a intentar poner remedio a esto a través de un sencillo análisis espacio-tiempo.

En primer lugar, vamos a identificar los principales medios o canales digitales de comunicación de uso generalizado en el ámbito profesional:

A continuación, las ubicaremos en una estructura espacio-tiempo que nos permita una mejor comprensión. Para ello necesitamos distinguir

ESPACIO: canal interno VS canal externo

En función del ámbito en el que se lleva a cabo el proceso de comunicación, cada uno de los canales digitales de comunicación tendrá un propósito u otro y podrá ser catalogado como:

  • Interno ⇒ mantener informados y coordinados a los miembros del equipo, fomentar el feedback entre ellos y generar un buen clima laboral
  • Externo ⇒ dar a conocer la actividad empresarial fuera de la compañía y recoger feedback procedente de otros actores de la sociedad

TIEMPO: Síncrona VS Asíncrona

En función de la simultaneidad con la que se envía y ofrece el mensaje en el proceso de comunicación (texto, audio y/o vídeo), podemos diferenciar entre información:

  • Sincrónica (tiempo real)⇒ los usuarios coinciden en el tiempo necesariamente para que el canal se considere en uso. 
  • Asincrónica (diferida) ⇒ los usuarios no tienen por qué coincidir en el tiempo, lo cual no significa que la información no circule instantáneamente. 

Clasificación de canales digitales de comunicación

Fusionando los dos criterios de segmentación (espacio-tiempo) llegamos a una tabla como la que se muestra. Como podemos apreciar, tenemos un verdadero arsenal de medios digitales de comunicación a nuestra disposición.

Los mensajes pueden ser muy variados. Desde órdenes y peticiones hasta preguntas o consultas, pasando por avisos, comunicaciones, etc… No elegir el medio o el canal correcto para transmitir cada uno es una mala praxis a reconocer y evitar. Puede llegar a suponer una pérdida tremenda en términos de rendimiento. En cambio, la elección adecuada supone el aprovechamiento máximo del potencial que entrañan los avances tecnológicos en nuestro beneficio.

Artículo de interés

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.