PROFESIONES

análisis del entorno laboral ocupabilidad salidas profesionales

Impacto digital en el fenómeno del empleo

En primer lugar, cabe señalar que la era digital ha golpeado con fuerza el fenómeno del empleo. Por una parte, el imparable proceso de robotización en la industria, la irrupción de las TIC y la inteligencia artificial (IA). Por otra, la familiaridad con la que nos manejamos (aun sin saberlo) con el internet de las cosas (“IOT”: “Internet of things”). Además, los avances en las técnicas de impresión en 3D, las redes 5G que vendrán, la computación en la nube que ya está aquí, la lógica que hay detrás de las cadenas de bloques o “blockchain”, etc… En definitiva, todos estos avances tecnológicos van impactando poco a poco en la linea de flotación del mundo laboral. Además, sin ninguna prisa pero también sin detenerse un instante. 

Por eso, el síndrome de la rana hervida nos debe servir como reflexión acerca de nuestra actitud ante los cambios. Y es que muchas profesiones se están viendo afectadas hasta el punto de ver comprometida su continuidad. Al mismo tiempo, otras muchas están floreciendo como la espuma partiendo de la nada. Los afectados somos todos en mayor o menor medida. Tanto si los cambios nos afectan en positivo como si nos afectan en negativo. Por desgracia, el problema es de tal calibre que ya no podemos ponernos de perfil y hacer como que no existe.

Diferencias entre profesiones

Pues bien, lo mismo que, según Charles Darwin, ocurre con las especies animales, pasa con el mundo de las profesiones laborales. El proceso de selección natural acarrea sus correspondientes efectos para cada profesión o tipo de empleo. En base a ello, podemos clasificar, de mejor a peor posicionados según les hayan sentado cambios digitales:

1º) PROFESIONES DE MODA: Futuro prometedor

Al amparo de las nuevas tecnologías, tienen un porvenir prometedor. Cómodamente instaladas en el tren de los cambios, se manejan en él como Pedro por su casa.

Ejemplos: especialistas en Big Data, marketing digital, reciclaje de residuos…

2º) PROFESIONES ADAPTADAS

Han sabido reinventarse para mantenerse vivas en el nuevo entorno. Se han subido al tren de la post-modernidad, adaptándose a la perfección y no corren peligro.

Ejemplos: Sistemas de seguridad, servicios de comida a domicilio,…

3º) PROFESIONES DESAFECTAS

No han notado la llegada de las TIC, ni para bien ni para mal. Podríamos decir que miran los cambios como las vacas miran al tren.

Ejemplos: Peluquerías, kioscos, carnicerías,…

4º) PROFESIONES AMENAZADAS: Futuro incierto

Afectadas negativamente por la nueva realidad que les toca vivir, su posición es frágil. No tienen asegurada su permanencia en el tren de la post-modernidad. 

Ejemplos: Agencias de viajes, instaladores de autorradios, peajes de autopistas,…

5º) PROFESIONES FINIQUITADAS

Fueron arrolladas por el tren de los cambios tecnológicos y prácticamente ya han dejado de existir como oficio. Ello no quiere decir que no haya algún caso aislado que resista los últimos estertores. No obstante, ya serían contempladas como objeto de museo.

Ejemplos: Linotipista, farero, afilador, campanero,…

empleabilidad

Para no perder el tiempo y enfocarnos en lo que tiene sentido abordar, centraremos nuestro análisis en las profesiones de los bloques y , que tienen:

Artículos de interés

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.